Estamos contando los días para hacer una pausa en los estudios y disfrutar de la Navidad en compañía de nuestras familias.

Mientras llega ese momento, nos hemos desplazado al centro de Madrid. En estas fechas, los belenes, las luces decorativas y cientos de actividades lúdicas aterrizan en la capital.

No hemos querido perdernos ese gran escaparate navideño en que se convierte la ciudad y, como auténticos turistas, hemos viajado, en transporte público, hasta la Puerta del Sol.

Allí hemos caído en la tentación de las compras navideñas, forzando el límite de nuestros maltratados bolsillos y para sobrellevar mejor las temperaturas invernales, nos hemos premiado con el tradicional chocolate con churros de la cafetería “San Ginés”.

De vuelta a la residencia todos estábamos más contentos, sabiendo que queda un día menos para llegar a casa.

Mª José Fernández Mesa. Directora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *