13 DE FEBRERO DE 2020

Este fin de semana, con el fin de salir de la monotonía, hemos ido al Palacio de Hielo, para mover el esqueleto.

Esta actividad, además de desestresarnos, nos ayuda con el equilibrio, la tonificación, la capacidad pulmonar…  Y lo más importante, nos divierte y hace más amena esta situación de pandemia.

Tras la lucha por mantener el equilibrio, numerosos traspiés, caídas y risas, continuamos la tarde con una merienda para retomar fuerzas.

¿Dónde nos toca hoy? Pues seguramente lo habéis adivinado.

Dejamos de lado el Burger para deleitarnos con los Kebab, ya que cambiar de tipo de comida está muy bien.

Fidel Caballero Asensio. Educador.

Mª Jesús Garrido Alevia. Educadora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *